martes, 16 de junio de 2015

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE FOLLAR?


Los preliminares han sido estudiados, re-publicados y han inspirado hasta novelas. De hecho, para muchos, el sexo debe tenerlos muy presentes si quiere conseguir buenos resultados. Aunque hay parejas que dicen ser felices sin ellos, y otras que aseguran que no podrían mantener relaciones satisfactorias si no fuese por estos, con tanto preocuparnos del antes, se nos ha olivdado por completo uno de los momentos más importantes; el momento de después de. De hecho, sobre él, casi nadie dice nada, a excepción del tópico en el que se dice que ellos se quedan dormidos y nosotras queremos charlas y arrumacos, apenas hay estudios al respecto que nos ayuden a ser el amante perfecto en la cama también después determinarse una relación sexual.
Sin embargo, que no se hable, no significa que el momento after-sex no sea realmente importante. Yo diría que incluso todo lo contrario. Una vez terminamos, esos momentos en los que estamos relajados, casi en otro mundo, disfrutando del placer que debimos haber sentido hace un momento al menos si la relación ha sido placentera, también son momentos para analizar lo que ha ocurrido, para comentar la experiencia y para compartir la intimidad con el otro. Son momentos para descansar, para sentirse libre, o para querer sentirse más cerca. Cada cual tiene su propia manera de vivir el después del sexo, pero ningún libro nos dice cuál es la ideal, cuál es esa que todos debemos seguir como modelo.
En los libros, en las revistas y en casi cualquier otro soporte de contenido, podemos encontrar largos manuales sobre los preliminares, o sobre el acto sexual en sí mismo. Pero del después de las relaciones no habla nadie. En realidad, hablan pocos, porque sí que hay estudios que nos muestran cómo cambian nuestras hormonas tras tener una relación y que explican ese comportamiento que tenemos con el que casi nos quedamos dormidos de inmediato. Y no solo les pasa a ellos. A nosotras también. Tras el coito, se dispara la oxitocina, la encargada de hacernos sentir muy bien y que nos otorga al mismo tiempo una sensación placentera y de querer descansar. Es por eso que resulta muy habitual quedarse dormido, o irse a cama mucho mejor. Pero no hay nada de malo en ello, como en algunos sitios se ha querido dar que pensar.

¿FUE BUENO O FUE MALO?

De hecho, algunos estudios afirman que el momento de después del sexo puede decirnos muchas cosas acerca de cómo estamos con nuestras parejas. Y aunque cada pareja es un mundo, y puede tener sus propios rituales y costumbres, la verdad es que hay dos opciones que te indicarán siempre que la confianza es enorme y que la relación va en sí misma viento en popa. De hecho, si los dos se quedan dormidos y ninguno tiene reproche alguno hacia el otro, podrías afirmar que estás pasando por un muy buen momento en tu relación. Ambos disfrutan de la relación y dejan que las hormonas les hagan sentirse bien sin pensar tonterías como que el otro les aburre. También puede darse el caso contrario, y es el de ponerse de charla muy cerca apostando por una intimidad de la que muy pocos pueden presumir tras ese momento de fogosidad.
Y aunque puede que las dos anteriores situaciones tengan un montón de variantes posibles dependiendo de los que forman la pareja, de lo que no tienen dudas los psicólogos y sexólogos es del hecho de que la cama, y precisamente el momento de después del sexo no es el mejor para hablar de la relación de pareja en sí misma cuándo ésta no va bien. En realidad, cualquier momento es bueno menos ése. Tampoco lo es para llegar a conclusiones acerca de relaciones anteriores. Las comparaciones resultan odiosas, y hacerlas justo tras terminar una relación es casi como demostrar que no estamos seguros de nosotros mismos, ni de lo que se tiene. El momento after sex tampoco es una buena idea para hacerse preguntas reflexivas de tipo ¿qué somos? De hecho, eso mejor para un lugar diferente en el que la intimidad no sea tan clara, o al menos, no justamente para arruinar el placer que se siente tras haber mantenido una relación satisfactoria.
La verdad es que los estudios que existen son pocos y no dicen demasiado. De hecho, creo que habría que animar a los expertos a hablar más de este tema en el que seguro más de una pareja tiene dudas. Pero mientras tanto, puedes comentar con nuestra comunidad cómo es tu after sex y qué es lo que más y menos te gusta de éste.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada