miércoles, 22 de abril de 2015

10 CONSEJOS DE MASTURBACIÓN PARA MUJERES: ¡LLEGA AL ORGASMO MÁS RÁPIDO!



Clásico. Como mujeres tenemos tiempo para todo mundo, menos para nosotras. ¿Cuánto tiempo le dedicas al autoerotismo? ¿Te atreves a masturbarte? He aquí 10 consejos para llegar al orgasmo más rápido gracias a la masturbación 
La masturbación nos permite conocer nuestro cuerpo, aprender qué zonas erógenas son las más sensibles y cómo nos excitamos. Se tratan de caricias íntimas a nosotras mismas, una forma de explorar nuestro interior e identificar aquello que nos proporciona placer. ¿Qué fantasías recorren tu mente durante ese momento? ¿Qué ritmo, velocidad o sensaciones prefieres?
Hay muchas técnicas de masturbación para mujeres; pero lo más importante es que experimentes con lo que a ti te gusta. Todas somos diferentes y la experiencia de la masturbación será distinta en cada una de nosotras. Es momento de atreverse a dar caricias a tu cuerpo, echa un vistazo y averigua la forma que más se ajusta a tu personalidad, horario o preferencia.
He aquí 10 consejos de masturbación para mujeres:

CONTACTO SUAVE CON EL DEDO MEDIO

Utiliza el los dedos puntero y medio. Sí, aquél con el que señalas algún objeto y ese otro que muchos llaman el tonto y loco. ¡Que de tonto no tiene nada! Comienza a dar caricias suaves al clítoris. Utiliza movimientos laterales, varía de presión y velocidad. Poco a poco comenzarás a notar que el líquido vaginal empezará a desbordarse de tu interior. Frota tu lubricante natural sobre el clítoris, ejerce más y más fuerza hasta que llegues.

UN PEQUEÑO DULCE

Imagina que tu dedo gordo e índice están tomando un pequeño dulce. Suavemente agarra el clítoris como si fuera ese dulce. Con la otra mano haz girar ese caramelo. Varía de presión y velocidad. Cuando estés a punto de llegar al orgasmo, ¡para! Vuelve a comenzar para lograr una sensación  más intensa. Al principio te será un poco difícil distinguir el momento exacto para interrumpir el estímulo, pero pronto lo dominarás.

PALMA EXTENDIDA

Usa la palma de la mano extendida para acariciar el clítoris suavemente. Empuja hacia abajo con delicadeza. Continúa con ese ritmo hasta que te sientas caliente. Casi al final bastará pulsar, soltar, empujar y dejarse ir. Ojo, no pierdas contacto con tu interruptor de placer.

PRUEBA MOVIMIENTOS OSCILATORIOS

Una forma de llegar deliciosamente rápido al orgasmo es a través de movimientos oscilatorios o circulares. Elige el dedo con el que te sientas más cómoda, ahora empieza a dar caricias circulares a tu clítoris. Primero suaves, luego aumenta de velocidad. Esta forma es muy eficaz si tienes poco tiempo.

CONTRAE LOS MUSLOS

Comienza tocándote con los dedos como mejor prefieras. En el inter de la estimulación contrae los músculos de las piernas y muslos para que tu pelvis se levante y recuerde el ritmo que tienes durante la relación sexual con tu pareja. Sube y baja la pelvis, ve hacia arriba y hacia abajo hasta que llegues al  orgasmo.

¿TIENES TINA O PISCINA? ¡APROVÉCHALA!

Los chorros de agua que brotan de la tina o la piscina son una excelente forma de estimular el clítoris. Si es piscina, abre lo más que puedas las piernas mientras colocas tu clítoris directamente sobre la corriente de agua. La tina también suele tener escapes de agua o una manguerita  que es muy fácil de manipular.  Solo, asegúrate de que no hay nadie cerca porque podría ser un momento muy bochornoso.

EN TU BAÑERA

No solo en piscinas o tinas puedes aprovechar el chorro de agua, ¡también en la regadera! Coloca tu clítoris bajo la caída de líquido. Necesitas un poco más de ayuda para llegar al orgasmo, así que comienza a frotar suavemente, luego con mayor firmeza hasta que intensifiques la experiencia de masturbación. Cuando estés a punto de llegar al orgasmo, ábrele un poco más al agua caliente y déjate venir.

USA JUGUETES

En las sex shops venden un sinfín de juguetes y vibradores para estimular el clítoris. Los hay desde aquellos que tienen forma de conejito y son giratorios, hasta los que parecen lápiz labial y algunos muy innovadores que pueden simular cientos de lenguas a la vez. ¡Imagínate! Los juguetes tienen muchísimas velocidades, variedad de movimientos y pulsaciones, una opción más para el autoerotismo y, por qué no, la masturbación en pareja. Ten cuidado con la higiene, siempre lávalos y desinféctalos antes de usarlos y nuuuuuunca de los nuuuncas se te ocurra prestarlos.

PRUEBA CON OBJETOS SENCILLOS

Si no tienes para comprar un juguete sexual, o simplemente quieres probar con otros instrumentos, opta por utilizar un cepillo eléctrico. ¡Cuidado! Debe ser uno destinado solo para este objetivo y necesitas cuidar mucho la higiene para evitar infecciones.  ¿Qué cómo se utiliza?  Solo imagina que es un vibrador y listo. Busca el movimiento que más te convenga.

¿PUEDO OCUPAR EL CELULAR O EL CONTROL DEL PLAY STATION?

De que se puede se puede porque tienen vibraciones pero si decides experimentar hazlo con muchísimo cuidado. Los controles o el celular suelen ser manipulados por muchas personas y estar en sitios llenos de polvo o sucios. Es muy fácil que consigas alguna infección con este tipo de artefactos, así que toma tus precauciones.

Fuente esmas.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada