martes, 11 de febrero de 2014

10 trucos sexuales que todos deben saber

1. Detonadores de orgasmo
Similar a sonreír cuando no estás feliz y al efecto que provoca el gesto en tu cerebro cuando asocia la acción con la segregación de hormonas: lo mismo sucede al exagerar los sonidos, gemidos, movimientos, y otras reacciones que se producen en el orgasmo. Mejor aún: puedes entrenarte para tener ciertos estímulos presentes mientras llegas al clímax (palabras, acciones, posiciones, lo que sea).

2. Femoral y otras alternativas

Hay algunas parejas que no logran la plena excitación a través de la penetración, ya sea por razones morales, fisiológicas, químicas o de algún otro tipo, y no tiene nada de malo. Pero hay muchas maneras que puedes tener relaciones sexuales sin tener que poner un pene en una vagina, y el femoral es sólo uno de muchos (se trata de un hombre empujando su pene entre los muslos cerrados de su pareja).

3. Felación = Todo se trata de la lengua

Lo que los hombres tienden a disfrutar más es la forma en que presionas, lames y  pulsas la lengua plana contra el pene, o al crear otras simulaciones de cómo se siente una vagina. Saca la lengua, lame alrededor y sé creativa/o. El meneo de cabeza básico es bueno, pero hay mucho para mejorar la experiencia.



4. Cunnilingus = No todo se trata de la lengua
Lo que las mujeres tienden a preferir es la manera en que involucras toda tu boca (y mano/s) , mientras te bajas. No te limites a sacar la lengua y frotar de arriba a abajo sobre el clítoris, también utiliza los labios como los usas en un beso apasionado. Cambia los patrones y movimientos (pero que sean constantes y consistentes cuando están a punto de llegar al orgasmo).

5. Juego de presión
Alcanzar un orgasmo es en sí un juego mental, pero aparte de eso y de la estimulación en general, puedes hacer que una mujer o un hombre se vengan al poner presión en ciertas áreas, como por ejemplo, el peso de un cuerpo sobre otro y no necesariamente en fricción, sino sólo con presión aplicada en un ángulo combinado con abrazos pasionales. Puede ser una algo muy erótico.

6. Si no te gusta el semen en tu boca, nivel 1

Justo antes de que él está a punto de venirse, empuja su pene hacia el lado de la mejilla, Y SÉ EXTREMADAMENTE CUIDADOSA/O DE NO ROZAR CON TUS DIENTES y estimula con la boca de tal manera que todavía estés chupando / succionando como lo harías normalmente; él se vendrá donde no hay papilas gustativas  Después, inclina la cabeza y dejar que gotee hacia fuera o escupe, y listo.

7. Si no te gusta el semen en tu boca, nivel 2 
Deja que se venga mientras está lo más profundo en tu garganta, si te es posible (si no puedes tragar profundamente, por reflejos nauseabundos, no lo fuerces). La sensación para él será de extremo placer y para ti, no habrá ningún mal sabor.

8. Juguetes para Chicas/Chicos

Puedes usar un vibrador en ella mientras te bajas, pasándolo lentamente por el perineo, ano e introduciéndolo ligeramente en la vagina. En él, concretamente, entre el pene y sus testículos o sólo en el escroto, pasándolo por perineo y ano mientras te bajas. Algunas personas disfrutan extremadamente el juego anal y de perineo, pero bueno, no es para todos.

9. Intimidad Intensa = Besar mientras alcanzas el clímax
Este es para cuando tienes sexo con alguien que realmente te gusta o amas (o no, tal vez con quien sea):  justo cuando notas que están por llegar al orgasmo, bésala/lo y aprieta su cabeza y cuerpo contra el tuyo. Sentirás a su cuerpo ondear a través del orgasmo y te besarán fuertemente mientras sus músculos se contraen instintivamente, y es como si estuvieras sintiendo su orgasmo con ellos. Es tan bueno para la persona que se viene como para la persona que besa.

10. Largas sesiones = Mayor control
Muchas mujeres tienen la ventaja de ser multiorgásmicas y poder tener sesiones sexuales que duren horas. Lamentablemente, si eres hombre y no has entrenado tu cuerpo a través de prácticas que mejoren tu performance y control,  la duración del sexo se verá limitada al momento de tu eyaculación. Por ello, una buena técnica para retrasar ese momento es la de identificar cuando estás apunto de venirte y justo ahí tomar tus testículos y sostenerlos hacia abajo. Ésta técnica te comprará 10 minutos extra de juego.
Avantsex.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada