martes, 4 de febrero de 2014

10 señales que revelan que una mujer es mala en la cama

Es una realidad, en el sexo, como en todo, existen cosas buenas y cosas malas; y es que para muchas personas, el pudor, la inhibición y los miedos, pueden más que sus ganas de tener experiencias sexualesinigualables.
Muchas son las razones por las que se escucha que un hombre puede llegar a ser malo debajo de las sábanas, pero ¿alguna vez te has preguntado qué hace que las mujeres no sean buenas en la intimidad?

Falta de movimiento: Así de sencillo, si una mujer no se mueve, no es buena en la cama. No se trata de que te aprendas el kamasutra al derecho y al revés, pero sí de que te involucres, te dejen llevar y, de vez en cuando, tomes la iniciativa.

Inhibición: Está bien que las mujeres sean un poco penosas, pero de ahí a que de plano no dejen que su pareja las vea desnudas por “pena” puede ser un gran detonante para que la relación sexual no sea tan buena como ellos esperan… Recuerda, los hombres son MUY visuales.

Expresiones: No se trata de que te pongas a gemir o a gritar como toda una estrella porno, pero te aseguramos que el silencio NO ayuda en nada. Si no te atreves a decir cosas “subidas de tono”, te recomendamos que comiences con palabras sencillas...

¿Miedo a experimentar?: A nadie se le puede obligar a hacer algo que no quiera, pero tampoco se trata de que te cierres por completo. ¡Olvídate del miedo! Un juguete, lencería sexy y tal vez una repasadita al kamasutra puede darle un toque “picante” al sexo.

Nunca tomas el control: Definitivamente, a ellos les gustan las mujeres con iniciativa. No dejes que todo el trabajo lo haga él: bésalo inesperadamente, quítale la ropa o intenta posiciones en donde tú seas la que domine.

Ser demasiado brusca: Está bien que las cosas suban de temperatura, pero muchas veces las mujeres se olvidan de que su pareja también siente, y muchas son las quejas en cuanto al uso de los dientes durante el sexo oral… ¡Cuidado!

No decir nada: Decir lo que les gusta es algo fundamental para ellos ya que les gusta saber lo que le excita a su pareja y lo que no…

Reírse mucho: Los extremos nunca son buenos. Está bien reírte un poco mientras tienen sexo, no tiene nada de malo, de hecho hasta les parece sexy. Sin embargo, cuando la risa es el factor constante y no paras de hacer sonidos nerviosos resulta irritante.

Preguntas todo: Esta bien preguntarle cosas como si le gustaría experimentar algo nuevo, pero existen otras preguntas que delatan tu inseguridad; olvídate de llenar de preguntas y sólo déjense llevar y comiencen a experimentar.

Falta de comunicación:
 Es fundamental que las parejas se conozcan, así que no tengan miedo y tómense su tiempo para platicar largo y tendido sobre el tema.

Información D10
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada